• Ventajas de la cocina tradicional
    Ventajas de la cocina tradicional

    Ventajas de la cocina tradicional

    Cada restaurante tradicional en Valldemossa ofrece una cocina que hunde sus raíces en el tiempo y las gentes del lugar donde se realiza. Esta gastronomía es digna de apreciar en toda su magnitud, ya que utiliza una serie de técnicas y productos que muchas veces pasan desapercibidos. ¿Quieres descubrir sus ventajas? Entonces, no dejes de leer esta entrada.

    La principal ventaja, muy en boga en nuestros tiempos, es la de utilizar solo productos de proximidad. De esta manera, se contribuye a mantener el tejido económico local e, incluso, a potenciarlo gracias al turismo. Además, esto garantiza la frescura de los alimentos y su calidad en todo momento, ya que se obtienen del entorno más próximo y se reduce el uso de conservantes.

    Asimismo, es una cocina que ensalza las costumbres del lugar, algo que queda muy patente en las recetas que todo restaurante tradicional en Valldemossa maneja. Hay recetas que, ya sea por el tiempo que requieren o unos alimentos concretos, se han dejado a un lado o están a punto de desaparecer. La cocina tradicional se encarga de conservarlas y demostrar a comensales de todas partes qué se están perdiendo.

    También contribuye a formar un mejor paladar, ya que es una cocina variada y amplia en cuanto a productos utilizados. Hoy en día apenas tenemos tiempo para cocinar, lo que hace que simplifiquemos las elaboraciones hasta el punto de caer en la monotonía. La cocina tradicional es símbolo de la diversidad y complejidad de unos sabores que muchos no llegarán a probar. No serás tú uno de ellos, ¿verdad?

    Como has podido ver, la gastronomía tradicional cuenta con grandes ventajas. Desde Restaurante Ca'n Pedro​ te invitamos a contactarnos. La cocina de toda la vida es la que se realiza en nuestros fogones, sin ambages ni artificios. Solo comida de verdad elaborada con todo el mimo.

  • Curiosidades de la cocina de Mallorca
    Curiosidades de la cocina de Mallorca

    Curiosidades de la cocina de Mallorca

    Los menús de los restaurantes en Valldemossa incluyen platos típicos de Mallorca caracterizados por deleitar a sus comensales con todo el sabor del mediterráneo, los productos de la huerta balear y el tradicional ganado que lleva pastando por las islas durante siglos. Pero ¿qué tienen esos platos de especial? ¿Cuáles son sus características y curiosidades que no podemos dejar de lado?

    Cuando pruebes los menús de los restaurantes en Valldemossa, te darás cuenta de que la gastronomía de Mallorca se caracteriza por sus increíbles aromas, complejos sabores y variados colores, que hacen todavía más apetecibles los platos. Mallorca es una isla del Mediterráneo y, como tal, ha sido visitada por diferentes culturas y pueblos de la historia como los romanos o los musulmanes. Todos ellos dejaron su huella en la cocina. A continuación, descubrirás aquellos detalles que hacen únicos los tradicionales platos mallorquines:

    - Los tomates de ramilletes mallorquines dan ese sabor tan inconfundiblemente ácido al típico pa amb oli.

    - La receta de origen sefardí del siglo XV del frito tradicional mallorquín ha llegado tal cual hasta nuestros días y ahora es un clásico que no puede faltar en ninguna fiesta o celebración popular.

    - La elaboración mallorquina del arroz no se encuentra en ningún otro lugar, ya que este adquiere un particular color marrón debido al caldo hecho a partir de carne, setas y embutidos.

    - La sobrasada es un producto muy versátil que puede aparecer en muchos platos de la gastronomía de Mallorca como en tostadas, en bocadillos, en croquetas y con arroz. ¡A veces hasta con dulce!

    En el Restaurante Ca'n Pedro descubrirás los secretos que hacen tan especial esta cocina junto con otros platos caseros y de temporada, que podrás acompañar con vinos autóctonos. No dejes de probar nuestros postres caseros mientras disfrutas de un paisaje igual de incomparable que nuestra gastronomía.

  • Un fin de semana en Mallorca: guía de 48 horas
    Un fin de semana en Mallorca: guía de 48 horas

    Un fin de semana en Mallorca: guía de 48 horas

    Cuando queremos pasar un fin de semana de ensueño en una isla como Mallorca, nos viene a la mente un enclave bello como Valldemossa. Cuando buscamos un restaurante tradicional en Valldemossa, nos viene a la mente encontrar un arraigo familiar de carácter significativo para comprender así su historia y su longevidad.

    Es verdad que existen un sinfín de actividades a realizar en una isla como Mallorca. No podemos negar el magnetismo que nos sugiere la Catedral de Palma o su pasión por los mercadillos. Valldemossa es un pueblo que cabe visitar por sus típicas calles empedradas blancas, que nos trasladan a otra época sin fin. La gastronomía de Valldemossa es bien conocida por su diversidad local. Cuando buscamos un restaurante tradicional en Valldemossa, tiene que ofertar la típica coca de patata, o els butifarrons.

    Su variada gastronomía sirve para comprender con fuerza que su fuerte son los aperitivos, los platos de cuchara y los platos al horno. Es verdad que con las pocas horas que tenemos recitaríamos visitar su Real Cartuja, palacio del siglo XIV, que destaca por sus jardines; Sa Foradada, un mirador curioso por la apariencia de una roca gigante, así como el famoso museo Chopin, que merece visitar si eres un apasionado de este autor romántico. Pero visitar este merecido pueblo es más que pasear por sus calles empinadas al estilo mediterráneo.

    Es degustar su gastronomía local, como la sobrasada o el helado de almendras, mientras observamos con nuestra mirada las embarcaciones mallorquinas de su puerto. Valldemossa es nuestra guía de 48 horas. En el Restaurante Ca'n Pedro te vamos a recomendar nuestros platos de cocina mallorquines, junto con otros platos de otra temporada. Te vamos a asesorar en la carta de vinos de temporada, así como nuestros postres caseros, y por último te explicaremos nuestra historia. Nuestro restaurante lo regenta ya la segunda y tercera generación.

  • Las características de la gastronomía mallorquina
    Las características de la gastronomía mallorquina

    Las características de la gastronomía mallorquina

    La cocina tradicional mallorquina, de fuerte raigambre mediterránea por la posición de la islas, es un recurrente en muchos de los menús de restaurantes en Valldemossa. A lo largo de esta entrada vamos a tratar sobre los orígenes, algunos platos y características de esta particular gastronomía.

    Enclavadas en en Mediterráneo, las Islas Baleares han recibido, con el paso de los siglos, la influencia de las diferentes culturas que han navegado este mar y han dejado su impronta en la tradición culinaria del lugar. Se tienen referencias a la cocina mallorquina desde el siglo XV.

    En esta isla, se encuentran desde productos de las huertas de la montaña hasta los marinos que la costa ofrece e inundan los menús de restaurantes de Valldemossa. Dentro de las carnes que nos podemos encontrar, destacan los productos derivados del cerdo autóctono, el porc negre o cerdo negro mallorquín. Su manteca es usada más que el mismo aceite de oliva en distintas preparaciones, la sobrasada también es ampliamente degustada y la porcella, lechona asada, es un plato tradicional de obligada degustación.

    Existe una amplia y rica tradición sopera en la isla de todo tipo y que casa con varios ingredientes. Nos podemos encontrar la sopa torrada, sopa con espinacas y pan y muchas más. También dentro de las huertas hayamos variedades autóctonas como el trigo de xeixa o la zanahoria safanaria. Están presentes en platos como el pisto a la mallorquina, el tumbet.

    Por último, el mar que rodea la isla ofrece los jonquillos, con los que se realizan buñuelos con harina, de nombre raoles. Los raons, por su lado, son otro pescado local, de pequeño tamaño y deliciosa carne blanca.

    A la hora de buscar un lugar donde comer en la maravillosa Mallorca, la tradición y lo local no pueden evitarse. Desde Restaurante Ca´n Pedro te invitamos a probar nuestros platos. Contáctanos.

  • Gató de almendras, el bizcocho mallorquín
    Gató de almendras, el bizcocho mallorquín

    Gató de almendras, el bizcocho mallorquín

    El gató de almendras, también conocido como gató de Mallorca, es un postre típico de nuestra isla y, como no podía ser de otra manera, en cualquier restaurante tradicional de Valldemossa, lo ofrecen para el deleite de los comensales. No puedes perfértelo.

    El gató de almendras es un bizcocho, con nombre de origen francés (gâteau d'amandes), que cuenta con una masa suave y esponjosa elaborada con almendras molidas en vez de harina, lo cual permite su consumo a los intolerantes al gluten. En cualquier restaurante tradicional en Valldemossa suelen seguir la receta clásica para la elaboración de este delicioso dulce y se suele servir, como manda la costumbre mallorquina, acompañado de una bola de helado de almendras. Te sugerimos que pruebes esta combinación de sabores que, sin duda alguna, se convertirá en uno de tus postres favoritos. Este postre, además, casa a la perfección con el café de sobremesa.

    La clave para una perfecta elaboración del gató de almendras, como ocurre en casi toda la repostería, es utilizar las proporciones adecuadas y, por supuesto, unos ingredientes de la máxima calidad. Por suerte, en las Baleares tenemos algunas de las mejores materias primas que podrás encontrar, como es el caso de la típica almendra de Mallorca.

    La ametlla o almendra mallorquina es un producto propio de nuestra gastronomía, de altísima calidad y un sabor característico por su especial dulzura y textura. Tal es la importancia de su cultivo en nuestra tierra, originario de la época romana, que cuenta con Indicación Geográfica Protegida (IGP).

    Te invitamos a que vengas al Restaurante Ca´n Pedro a degustar este y otros de los exquisitos postres de elaboración propia que tenemos en nuestra carta, como el pudding de ensaimada, greixonera de brossat, helado de biscuit con chocolate o crema de la casa, entre otros. Te esperamos.

  • Bebidas típicas de Mallorca
    Bebidas típicas de Mallorca

    Bebidas típicas de Mallorca

    Para acompañar dignamente los menús de restaurantes en Valldemossa encontrarás dos bebidas con denominación geográfica, ambas elaboradas con plantas que se dan en la isla: el Palo y las Hierbas, a las que también se les atribuyen propiedades medicinales.

    El Palo es una bebida alcohólica que tiene un contenido de 25 % a 36 % de alcohol. Para obtenerla se maceran en agua y alcohol la raíz de la genciana y la corteza de la quina y se añade caramelo. Puede consumirse como aperitivo antes de catar los menús de restaurantes en Valldemossa, solo, con hielo o con sifón.

    Un dato curioso es que la planta de quina presente en la isla proviene de Perú. Es un licor aromático, oscuro y denso hasta resultar viscoso. Tiene su origen en preparaciones medicinales utilizadas en el siglo XVI para combatir el paludismo que se generaba gracias a la proliferación de mosquitos en terrenos húmedos. Se añadía azúcar para enmascarar el amargo de la quina, y alcohol para preservarlas.

    La bebida conocida como Hierbas está endulzada con sacarosa y contiene entre 20 % y 50 % de alcohol. Posee un hermoso color verde tirando a ámbar y es de sabor anisado. Se elabora en tres variedades: la dulce, la mezclada o la seca, de máxima graduación alcohólica. Los aromas que la caracterizan se extraen de diversas plantas, entre las que se encuentran el limonero, toronjil, naranjo, manzanilla y romero.

    Los dichos populares le atribuyen virtudes digestivas por lo que se toma después de las comidas, acompañando al café, sola en una copa o como bebida larga, con zumo de naranja y hielo. Tú eliges la manera.

    En nuestro Restaurante Ca´n Pedro podrás acompañar las famosas preparaciones mallorquinas, tales como la sobrasada, el tumbet o las ensaimadas, con estos licores de producción local para experimentar la gastronomía de la isla con total plenitud.

  • Los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea
    Los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea

    Los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa podrás degustar los verdaderos sabores de la cocina del norte de la isla. Llevamos más de medio siglo ofreciendo a nuestros clientes recetas llena de tradición e historia que se conjugan los mejores ingredientes de la dieta mediterránea. Precisamente sobre ellos queremos hablar hoy, para explicar cuáles son las claves de esta dieta llena de sabor y tan saludable.

    Si hay un ingrediente que aparece prácticamente en todos los platos que componen la dieta mediterránea, este es el aceite de oliva. Esta es la grasa vegetal reina en esta cocina, que se emplea tanto para ensaladas, como para arroces, guisos o, incluso, postres. Este aceite es el aceite vegetal más sano y cuyas propiedades nutricionales siguen sorprendiendo, siendo especialmente importante su capacidad antioxidante.

    Como restaurante tradicional en Valldemossa sabemos que la cocina del mediterráneo no tendría sentido sin los cereales. El pan de payés o las pastas, son buen ejemplo de ello, sin olvidarnos del arroz, que cuenta con un plato icónico en casi todas las regiones del mediterráneo. En el caso de Mallorca sería el famoso arroz brut.

    Otro elemento esencial fruto del clima templado de nuestras regiones son las verduras y hortalizas. Tomates, alcachofas, pimientos, berenjenas o ajos se combinan, se sofríen, se guisan y se machacan para conformar platos sanos y que conservan el sabor de las huertas del mediterráneo. 

    Un ejemplo perfecto de una mezcla de estos tres ingredientes de los que hemos hablado es el pa amb oli, que con la sencilla combinación del pan de payés, aceite y tomate consigue un bocado perfecto.

    En un nuevo artículo del Restaurante Ca'n Pedro acabaremos de enumerar los ingredientes esenciales que componen esta saludable y sabrosa dieta.


  • Las propiedades de la greixonera de brossat
    Las propiedades de la greixonera de brossat

    Las propiedades de la greixonera de brossat

    En los menús de los restaurantes en Valldemossa uno de los postres más típicos y menos conocidos en el resto de la península es la greixonera de brossat. Un postre delicioso y muy nutritivo a base de requesón fresco. ¿Quieres conocer sus propiedades?

    Si vas a pedir menús en los restaurantes de Valldemossa te recomendamos que no te olvides de este postre, la greixonera de brossat. Elaborada con requesón, huevos, azúcar, canela y ralladura de limón, esta tarta de requesón es uno de los dulces de sobremesa más sanos y con más propiedades para la salud.

    Y es que el requesón, la base de este postre, es muy interesante desde el punto de vista nutricional. Es más rico en calcio y en proteínas que la leche. Además, tiene menos grasa que el queso fresco y, por supuesto, que el queso curado. También es bajo en sodio, ideal para personas con hipertensión. También cabe destacar su contenido en vitamina A, muy adecuada para los niños y para la vista. Es muy fácil de digerir, por lo que es un ingrediente muy adecuado para postres con un resultado ligero. Por todas estas razones se encuentra entre los quesos más saludables que podemos tomar.

    Por su parte, el huevo, el otro ingrediente principal de la greixonera de brossat, no se queda atrás. Bajo en grasas, es uno de los pocos alimentos que contienen vitamina D de forma natural para fortalecer nuestros huesos; es rico en proteínas, hierro y, en contra de la creencia popular, no contiene colesterol malo, según últimos estudios. ¿Sabías que el huevo sirve para mejorar nuestra salud ocular y prevenir las cataratas?

    Como ves, si quieres un postre sano, nutritivo y 100 % mallorquín, apuesta por la greixonera de brossat.

    En el Restaurante Ca´n Pedro tenemos lo mejor de la gastronomía mallorquina. Disfruta de nuestras sopas mallorquinas o de nuestro frito mallorquín, entre otros platos.

  • Lo que debes ver en una visita a Valldemossa
    Lo que debes ver en una visita a Valldemossa

    Lo que debes ver en una visita a Valldemossa

    Si quieres disfrutar de la comida de un restaurante tradicional en Valldemossa te aconsejamos que pases por el nuestro. Te ofrecemos una gran variedad de platos típicos de la isla elaborados con productos de gran calidad. La comida es un punto realmente atractivo de las Baleares, donde también puedes disfrutar de unos rincones especiales, que no mucha gente conoce, como los que encontrarás en nuestra localidad.

    Estamos situados entre el Mediterráneo y la famosa sierra de Tramuntana. Las fachadas de piedra y las construcciones religiosas son los principales atractivos de nuestro núcleo urbano. Pero también puedes encontrar una vegetación atractiva, en esas montañas que se van transformando en playas.

    De hecho, el puerto de Valldemossa es uno de los puntos obligados cuando se pasa por este municipio. Sigue ofreciendo la imagen atractiva de puerto pesquero, con las barcas de los marineros.

    No obstante, entre los atractivos hay que citar construcciones como la famosa Cartuja, cuyo campanario es, probablemente, el monumento más emblemático. El monasterio acogió a los cartujos entre finales del siglo XIV y principios del siglo XIX. Hoy en día se conservan claustros, celdas y jardines.  

    La iglesia parroquial de San Bartolomé es otro de los atractivos que atrae a muchas personas. Fue levantada en el siglo XIII, aunque la galería es de una época posterior. También es posible visitar la casa natal de Santa Catalina Thomas.

    Cuando quieras hacer un alto en el camino para comer unos platos típicos tienes que acercarte a nuestro local. En el Restaruante Ca’n Pedro puedes disfrutar de una buena comida al mejor precio.

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa encontrarás desde las apreciadas gambas de Sóller hasta las sopas mallorquinas de arroz brut o, si te gustan, los tradicionales caracoles.


  • Platos obligados para comer en Mallorca
    Platos obligados para comer en Mallorca

    Platos obligados para comer en Mallorca

    Huerta, mar, ganado... Si vas a probar algunos menús de restaurantes en Valldemossa, tendrás la suerte de poder degustar los productos más típicos de la gastronomía mallorquina. Y es que, tanto si vives en la isla como si vas de visita, probar los auténticos manjares mediterráneos que nos ofrece esta zona es un homenaje que, de vez en cuando, está bien permitirse.

    La gastronomía mallorquina presenta numerosos productos que son un auténtico placer para cualquier paladar, y a través de los menús de restaurantes en Valldemossa podremos probar estos típicos manjares, que van desde la sobrasada mallorquina hasta el popular tumbet.

    Posiblemente el producto más conocido en Mallorca sea la sobrasada, que proviene del cerdo negro mallorquín. Gracias a este animal tenemos, además, el botifarró y el camaiot, embutidos que es obligatorio probar con una buena rebanada de pan moreno, el típico de la isla.

    Los productos de la huerta nos traen uno de los platos más populares de Mallorca, el tumbet. Se trata de una combinación de hortalizas que se realizaba antiguamente para aprovechar el excedente de verduras de temporada. Está hecho con patatas, pimientos rojos, tomates y berenjenas. Tal es su éxito que también se come en algunos lugares de Castellón. Eso sí, hoy se le añade lomo de cerdo.

    Y los más golosos no podrán olvidarse de las típicas ensaimadas, que se realizan de numerosos sabores, desde la típica de cabello de ángel hasta la de crema tostada o incluso de sobrasada. Y es que viajar a Mallorca ofrece mucho más que unos paisajes con playas increíbles, ya que disfrutar de su comida es un placer insustituible.

    En Restaurante Ca´n Pedro somos especialistas en los platos típicos mallorquines y ofrecemos menús para que todo aquel que lo desee pueda deleitarse con la gastronomía de la zona. Montaditos de sobrasada, pamboli, tumbet y arroz brut para los más hambrientos.

  • La sobrasada, el superalimento de moda
    La sobrasada, el superalimento de moda

    La sobrasada, el superalimento de moda

    Uno de los productos más típicos de Mallorca y que por supuesto utilizamos en nuestro restaurante tradicional en Valldemossa para varias recetas es la sobrasada. Pero, ¿qué dirías si te dijéramos que este embutido exquisito, tan alejado de estereotipos de los alimentos más saludables, se considera hoy día un superalimento? Pues, para tu sorpresa así es y te lo vamos a explicar en las siguientes líneas.

    No es aguacate, ni brócoli, ni espinacas, por poner algunos ejemplos de alimentos que se conocen por sus propiedades beneficiosas para el organismo. Porque nadie dijo que un alimento saludable no puede ser extremadamente rico, como es el caso de la sobrasada, un ingrediente principal en Restaurante Ca'n Pedro. Así las cosas, en los últimos meses se ha puesto de moda su consumo porque, por ejemplo, se trata de un alimento muy rico en vitamina B3, por lo que ayuda a combatir la artritis y favorece el buen funcionamiento del sistema circulatorio.

    Como también es sorprendente que, en contra de la creencia popular, la sobrasada que empleamos en nuestro restaurante tradicional en Valldemossa sea incluso beneficioso para reducir el colesterol.

    A sus nutrientes también hay que añadir un alto contenido en vitamina B1, la que contribuye a minimizar los efectos del estrés diario del trabajo y ayuda al cuerpo en la cicatrización de las heridas. En cuanto a minerales, es rica en sodio, lo que ayuda a administrar la energía del cuerpo y se ha demostrado que sube los ánimos después de duras jornadas de trabajo o deporte, factores todos ellos por los que se le considera un superalimento.





  • El queso de Mallorca
    El queso de Mallorca

    El queso de Mallorca

    Los menús de restaurantes en Valldemossa que ofrecemos en nuestros establecimientos contienen todo tipo de productos de la tierra mallorquina.

    Por este motivo, queremos hablarte de un manjar de nuestra tierra, un producto que creemos que no está lo suficientemente valorado por los turistas y del que queremos hacer un homenaje desde nuestros menús de restaurantes en Valldemossa. Nos referimos al queso mallorquín.

    El queso mallorquín también conocido como queso Formatge Mallorquí es un queso curado. Se elabora con leche pasteurizada de oveja, cabra o vaca.

    El formatge de Mallorca se elabora con una pasta prensada no cocida y se sala pon inmersión. La forma de queso suele ser más o menos cuadrada y puedes encontrar quesos de hasta 4 kilos.

    La corteza del queso de Mallorca se caracteriza por tener un color amarillo claro o pardusco. La corteza es dura. En el interior del queso nos encontramos con una pasta de color muy blanco, compacta y lisa sin apenas agujeros.

    Es un queso con un sabor salado y algo ácido y con un aroma a lácteo y a yogur en el caso de los semicurados.

    Existen tres tipos de quesos formatge de Mallorca según su curación:

    - Semicurado, se madura durante al menos 20 días para los quesos de un kilo y medio o menos y 35 para los quesos de más peso.

    - Curado. La maduración en los quesos pequeños ha de ser de 45 días y en los quesos más grandes de 105 días.

    - Viejo, es un queso que debe estar madurando al menos 100 días cuando su peso es inferior al kilo y medio y 180 cuando el peso es superior al mencionado.

    Si quieres disfrutar de la mejor gastronomía mallorquina, en Restaurante Ca´n Pedro te ofrecemos los mejores productos mallorquines para que los disfrutes con tu familia o con tus amigos en entorno idílico.

  • ¿Sabías que Chopin también vivió en Valdemossa?
    ¿Sabías que Chopin también vivió en Valdemossa?

    ¿Sabías que Chopin también vivió en Valdemossa?

    Cada año vienen gente de todo el mundo a nuestro restaurante tradicional en Valldemossa. La gente sabe que muchos famosos de todo el planeta han quedado prendados por la belleza de nuestro pueblo y vienen mucho a visitarnos o incluso tienen una casa aquí. Nuestros paisajes, la arquitectura o la gastronomía son algunas de las riqueas únicas que ofrecemos a todo tipo de visitantes desde este pueblecito de Mallorca. Lo que mucha gente no sabe es que uno de nuestros vecinos más ilustres fue el célebre compositor y pianista Frederic Chopin. 

    Quien ha visitado nuestro pueblo alguna ocasión también lo sabe ya que se puede ver el lugar en el que vivió el genio de la música durante su estancia en Mallorca. Chopin vivía en París y por eso hizo traer desde allí su piano. Es evidente que un pianista de ese nivel precisaba de las mejores herramientas para componer. Parece que le inspiró nuestros preciosos paisajes porque de esa época salieron algunas de sus famosas piezas para piano. Ahora puedes venir y observar ese hermoso piano en la misma habitación donde tocaba Chopin.

    En nuestro pueblo hay todo lo que pueda venir buscando un turista, por eso nosotros le ofrecemos a las personas que viven aquí y a los que vienen de visita la mejor gastronomía de la zona. Si buscas un restaurante tradicional en Valldemossa después de pasear por nuestras calles, contacta con nosotros y reserva una mesa para degustar nuestras delicias de la tierra.

    Ven a conocernos a Restaurante Ca'n Pedro.

  • El arroz brut: el arroz más mallorquín
    El arroz brut: el arroz más mallorquín

    El arroz brut: el arroz más mallorquín

    No hay mayor placer que comer platos caseros fuera de casa y, si buscas menús de restaurantes en Valldemossa, comerás los guisos más tradicionales de la isla de Mallorca.

    Si quieres comer bien y de forma saludable, recurre a los menús de restaurantes en Valldemossa, puesto que consiguen un equilibrio nutritivo, con los mejores productos y las mejores recetas, desde las más tradicionales a las más punteras, pero siempre respetando el producto y cocinándolo con cuidado para potenciar al máximo sus cualidades y sabor.

    Uno de los platos más demandados y conocidos en Mallorca es el arroz brut, que, en castellano, significa arroz sucio. Se trata de un arroz caldoso que tiene pocos ingredientes y una particularidad difícil de encontrar en otras recetas de arroz tradicionales: es un arroz muy especiado y condimentado.

    El nombre deriva del color oscuro que le da el majado de hígado de conejo y pollo, que se añade en el último minuto de cocción; y de la adición de las especias que lo acompañan, canela, pimienta, pimentón y azafrán.

    También hay que decir que, en su origen, este tipo de arroz tenía un color más oscuro, pues se le echaba sangre de la liebre, que daba mayor aporte nutricional al plato y una consistencia y un aroma muy particulares.

    Como ingredientes principales, lleva carne, principalmente, de caza o matanza; y, según la temporada, níscalos de la tierra u otras verduras, como la alcachofa o las judías verdes. Además del tomate para el sofrito y, obviamente, del propio cereal.

    Si quieres degustar los mejores platos tradicionales de Mallorca, no dudes en visitarnos en Restaurante Ca´n Pedro​, donde te ofrecemos un amplio menú, con gastronomía típica de la isla, elaborado con mimo, detalle y productos de primera calidad. ¡Prueba nuestro arroz brut y disfruta de una experiencia gastronómica irrepetible!

  • La serviola, un pescado aromático y elegante
    La serviola, un pescado aromático y elegante

    La serviola, un pescado aromático y elegante

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa llevamos 50 años ofreciendo platos elaborados con los mejores productos de Mallorca, en comunión con la tradición gastronómica de la cocina mediterránea. Los principales protagonistas en nuestras recetas son las verduras, la carne, especialmente de cordero, y el pescado. Una de las especies que ofrecemos cuando la encontramos fresca y en su temporada es la serviola. Si nunca la has probado te contamos por qué este pez nos enamora.

    La serviola es el nombre tradicional que se le da en mallorquín al pez limón, seiola o lecha. Este es un pescado alargado y plano de un color azulado. Este color es algo típico en los pescado azules, los cuales necesitan acumular grasa a lo largo de todo el cuerpo para poder tener reservas en sus largas jornadas atravesando el mar en busca de comida. Aunque compone una familia única está emparentada por su similitud con el atún, la palometa o los jureles. Eso sí, la carne de la serviola es de color blanco.

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa solemos servir este pescado sin elaboraciones ni salsas complejas. Es la mejor manera de poder apreciar al máximo el aromático sabor de su carne. Su gusto es muy diferente de otros pescados azules, lo que la hace más elegante. Suele combinarse con trozos o jugo de limón, lo que casa perfectamente con sus ácidos grasos y potencia aún más sus particulares notas de sabor.

    Si quieres degustar la verdadera cocina mallorquina ven a visitar el Restaurante Ca'n Pedro, llevamos más de cinco décadas ofreciendo platos tradicionales a quien se acerca a nuestro pintoresco pueblo en la Serra de Tramuntana.


  • Las maravillosas propiedades nutricionales del conejo
    Las maravillosas propiedades nutricionales del conejo

    Las maravillosas propiedades nutricionales del conejo

    En nuestros menús de restaurantes Valldemossa siempre tenemos algún plato con conejo. Y es que resulta una carne muy saludable y nutritiva. ¿Quieres conocer más?

    La carne es un alimento indispensable en una dieta sana y equilibrada. Pero no todas tienen las mismas propiedades ni son igual de saludables. De hecho, entre las mejores carnes que podemos tomar, destaca la de conejo. ¿Por qué? Porque, al ser una carne blanca, contiene muy pocas grasas. Tan solo 140 calorías por cada 100 gramos, lo que es ideal para cualquier dieta saludable. De hecho, está muy indicada en dietas de adelgazamiento. Además, es rica en vitaminas del grupo B: B12, B3 y B6. La vitamina B12 es muy aconsejable para prevenir y combatir la anemia perniciosa, regenerar nuestras células y embarazadas y mujeres en periodo de lactancia materna. Por su parte, la vitamina B3 ayuda, junto con otras del complejo B, a la producción de energía y es ideal para mantener nuestro sistema circulatorio y nervioso a punto. Y, por último, cabe mencionar la vitamina B6, que nos ayuda a regular los estados de ánimo.

    También es una carne rica en minerales, como el zinc, magnesio y hierro, y supone uno de los alimentos con menos contenido en purina y ácido úrico. Además, se considera una carne muy recomendable en caso de problemas estomacales, ya que se digiere muy fácilmente. También es perfecta para personas con hipertensión, por su bajo contenido en sodio. Por todo esto, desde menús de restaurantes Valldemossa, te recomendamos que incorpores el conejo en tu dieta, pues se ha revelado como una carne muy versátil, sana y nutritiva que no podemos dejar de lado, si queremos llevar una dieta sana y equilibrada.

    Si quieres disfrutar de una cocina mallorquina al más puro tradicional, no dejes de visitarnos en Restaurante Ca´n Pedro, donde te atenderemos con nuestros mejores deseos. 

  • Aprende sobre Maridaje de vinos y comida
    Aprende sobre Maridaje de vinos y comida

    Aprende sobre Maridaje de vinos y comida

    Como profesionales en menús de restaurantes Valldemossa sabemos que todos le otorgamos cada vez  mayor importancia a la elección del vino adecuado con nuestro menú. Por eso, queremos enseñarte unas cuantas claves para elegir el vino perfecto según el plato que vas a tomar.

    Y es que en nuestros menús de restaurantes Valldemossa le damos tanta importancia al plato como al vino. Por eso, tenemos una amplia selección de ellos tanto tintos, blancos como rosados. ¿Pero cuál va mejor con la carne? ¿Y con el pescado? ¿También quedan bien con los postres?

    De toda la vida se ha dicho «Los vinos tintos para la carne y los vinos blancos para el pescado». Para empezar a entrar en materia no está mal, pero si queremos profundizar, no podemos quedarnos en esta simple afirmación. El vino tinto por ejemplo, va perfectamente con todo, eso sí, el mejor para las comidas grasas y proteicas, el Reserva o Gran Reserva y los jóvenes para guisos de carne o pescado más ligeros. En cuanto al vino rosado, queda genial con los arroces, las pastas, las verduras y las tortillas.

    Por lo que respecta al vino blanco, debemos elegir uno con un punto de acidez para el pescado y para el marisco, el mejor vino blanco es aquel que contiene aromas florales y un ligero sabor afrutado. En cuanto a los finos y los manzanillas, van muy bien con los mariscos, los ahumados, el pescado a la plancha y el salmorejo. Y para terminar, los vinos para los postres. Sin duda, para los postres el vino dulce. Un vino que también queda genial con los patés y foies.

    Nuestro último consejo: déjate guiar por tu gusto y elige el vino que más se adecúe a tus gustos personales.

    Si quieres buenos platos y también buen vino, te invitamos a que nos conozcas en Restaurante Ca'n Pedro.

  • Empieza con una buena ensalada
    Empieza con una buena ensalada

    Empieza con una buena ensalada

    La ensalada es uno de los platos más clásicos en los menús de restaurantes Valldemossa y es que optar por una ensalada es una excelente manera de empezar una comida.

    Ciertamente, una ensalada es el mejor plato con el que podemos empezar una comida cuando acudimos a los menús de restaurantes Valldemossa. ¿Por qué? Para empezar, porque son muy nutritivas; estamos ingiriendo verduras y frutas frescas, lo que se traduce en una excelente forma de tomar vitaminas y minerales, fibra, carotenoides agua y oligoelementos de una forma muy agradable. Además, si las tomamos con algo de proteínas de calidad como pueden ser las gambas o el pollo, estaremos tomando un plato muy completo y muy sano.

    Por otro lado, las ensaladas son muy desintoxicantes, depurativas, ayudan a tener nuestro sistema nervioso perfecto, sobre todo por la lechuga, un excelente ansiolítico natural y ayudan a perder peso, ya que son saciantes. Además, son muy refrescantes en verano, pero también ideales para el invierno si optas por una ensalada tibia.

    ¿Cómo deben ser las ensaladas que pidamos en un restaurante? Pues según afirman los nutricionistas, cuantos más colores tengan, mejor que mejor. ¿Por qué? Porque cada color corresponde a elementos diferentes y esenciales para nuestro organismo. Afortunadamente, las ensaladas de los restaurantes suelen llevar lechugas de diferentes tipos y hortalizas variadas que aparte de entrarnos por los ojos, resultan muy saludables.

    ¿A qué esperas para comer más ensaladas? Te aconsejamos que si quieres una ensalada diferente, pruebes las ensaladas de los restaurantes, tienen una dosis extra de creatividad que no solemos ponerle en casa. Toma ideas, en los restaurantes les agregan ingredientes, salsas, etc. que no se nos ocurren en casa.

    Si te gusta el mundo de la gastronomía, te invitamos a que visites otros de nuestros posts en nuestra página, Restaurante Ca'n Pedro.

  • Los vinos de Mallorca
    Los vinos de Mallorca

    Los vinos de Mallorca

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa, Mallorca, se pueden disfrutar los mejores platos con productos de la tierra. Como bien saben los amantes de la buena cocina, es importante acompañar los platos tradicionales de la zona en la que nos hallamos con caldos de la tierra, pues también así podemos conocer mejor su cultura y su historia, con los cinco sentidos. En este artículo nos acercaremos a conocer un poco mejor los vinos de Mallorca.

    El sector del vino en Mallorca goza de una amplia tradición, aunque el auge que vive hoy en día se debe al gran empuje que este experimentó en la última década del siglo XX. Fue entonces cuando desde el sector vitivinícola procuró conseguir una mejora definitiva del producto, realizando mejoras en los sistemas de cultivos y una mayor inversión en la tecnología empleada en las bodegas.

    Como bien sabemos en nuestro restaurante tradicional en Valldemossa, los vinos de Mallorca nos ofrecen diferentes características. Los tintos poseen un aroma con suma potencia y resultan redondos y poseen cuerpo. Existe una gran variedad de uvas en los tintos: Cabernet sauvignon, Merlot, Monastrell, Pinot noir… Por su lado, los vinos blancos de Mallorca resultan frescos y aromáticos y en ellos se aprecian deliciosos aromas florales. Entre las uvas empleadas en la elaboración de los blancos encontramos también una amplia variedad: Chardonnay, Malvasía, Macabeo, Moscatel de Alejandría, Moscatel de grano menudo, Parellada… Los vinos rosados, por su parte, destacan por su presencia de aromas primarios.

    Si deseas disfrutar de los mejores platos de la gastronomía de Mallorca, no dejes de visitar el Restaurante Ca'n Pedro.

  • Tienes motivos de sobra para comer alcachofas
    Tienes motivos de sobra para comer alcachofas

    Tienes motivos de sobra para comer alcachofas

    En un restaurante tradicional de Valledemossa podrás disfrutar de los mejores platos de la cocina mallorquina así como de los productos típicos de la dieta mediterránea. Los beneficios de esta gastronomía que combina pescados, legumbres, verduras y aceite de oliva entre otros ingredientes, están probados por más de un estudio. Y si hay un alimento que destaca por sus propiedades ése es la alcachofa.

    Se trata de una de las hortalizas más sabrosas y que contiene todo un tesoro en vitaminas, antioxidantes y minerales que la convierten en un gran aliado de nuestra salud. Sus fibras vegetales nos ayudan a controlar el apetito, aportándonos sensación de saciedad y favoreciendo la eliminación de líquidos, cualidades muy valoradas por quienes buscar perder peso.

    Desde el Restaurante Ca'n Pedro destacan sus propiedades digestivas por las cuales la alcachofa en un alimento ideal para tratar el ácido úrico, los problemas de cálculos y el reuma. Además, ayuda a combatir el colesterol malo ya que reduce el nivel de triglicéridos en sangre y es también un ingrediente que nos permite controlar el estreñimiento y las diarreas. 

    Los expertos de este restaurante tradicional de Valledemossa señalan que la alcachofa tiene la cualidad de reducir la acidez del estómago, eliminando las molestias y dolores que ésta nos puede producir. Sus efecto positivo sobre el estómago hacen que este alimento sea perfecto para eliminar el flujo de la bilis. Además, al controlar el colesterol mejora la tensión alta y los problemas de arterioesclerosis. 

    Por último, es importante recordar que la alcachofa aporta numerosas vitaminas y minerales como el magnesio, el potasio, el sodio y el hierro. Por otro lado, ayuda a transformar el azúcar en energía y ciertos estudios indican que sus ácidos favorece la prevención y mejora de algunos tipos de cáncer.

  • Los caracoles mallorquines
    Los caracoles mallorquines

    Los caracoles mallorquines

    Una de las especialidades de nuestro restaurante tradicional en Valldemossa son los caracoles mallorquines, una receta que para muchos resultará una auténtica sorpresa positiva en lo gastronómico, especialmente si nunca han probado los caracoles, pese a que se cocinan en muchos puntos de nuestro territorio nacional.

    Los caracoles a la mallorquina son algo más que un plato típico de Mallorca, son la esencia de la cocina que hacemos en el Restaurante Ca'n Pedro. Productos sencillos, que se pueden encontrar a muy buen precio en el mercado como son los caracoles y que, con una salsa exquisita, se cocinan a fuego lento durante bastante tiempo para que cojan el gusto de una salsa que bien podría valer para acompañar a cualquier otro producto.

    Normalmente, para hacer caracoles en el restaurante tradicional en Valldemossa se compra bastante cantidad, al menos kilo y medio o dos kilos. Pero antes hay que preparar esa salsa que es el auténtico secreto de los caracoles mallorquines. Hay muchas variedades, pero quizá la más aceptada es la que dice que hay que hacer un sofrito con un par de cebollas picadas, a las que se añade, tomate, butifarrones, costillas y jamón, aunque admite otro tipo de carnes. A este sofrito se incorporan hierbas como hierbabuena, hinojo y mejorana y se deja pochar con paciencia.

    Para entonces, ya tendremos los caracoles perfectamente lavados y cambiados de agua varias veces, para después cocerlos durante unos minutos también con hierbas y guindilla. Cuando el sofrito esté bien pochado, se añaden los caracoles y se dejan cocinando durante al menos una hora para que cojan todo el gusto y, una vez terminados, solo faltará servirlos con un alioli casero para acompañar.





  • El frito mallorquín
    El frito mallorquín

    El frito mallorquín

    Para hacer el frito mallorquín como nos lo servirían en el mejor restaurante tradicional en Valldemossa (Mallorca) debemos comprar asadura de cordero (corazón, pulmones e hígado) en una carnicería de confianza. De la calidad de la asadura dependerá en gran medida el sabor del plato. También necesitaremos patatas, pimento rojo y verde, cebolla y tomate de huerta o ecológico, ya que el de supermercado no suele tener el sabor tan característico que necesita el plato. Además necesitaremos hinojo, ajo, agua, aceite de oliva virgen y sal.

    Para hacerlo según la fórmula del restaurante tradicional en Valldemossa (Mallorca) tenemos que ir haciendo en una sartén cada ingrediente. Primero echamos las patatas cortadas en bastón, luego las verduras y por último la asadura. Una vez que esté hecho, unimos todo en una cazuela y le damos el punto de sal y le echamos el hinojo. A continuación hay que removerlo todo y dejar que los distintos sabores vayan cogiendo el gusto.

    Una de las características de este plato es que se puede dejar de un día para otro, ya que de esta forma tendrá mucho más sabor. Curiosamente, este plato es el más antiguo típico de Mallorca del que se tiene constancia, apareciendo un libro de recetas sefardí del siglo XIV, el Llibre de Sent Soví de 1324.

    Si queremos probar esta receta tradicional de al menos siete siglos de antigüedad podemos hacerlo en el Restaurante Ca'n Pedro, uno de los mejores del norte de la isla especializado en la cocina tradicional de siempre. 

  • Los secretos del pamboli
    Los secretos del pamboli

    Los secretos del pamboli

    Nuestro restaurante tradicional en Valldemossa es conocido por nuestros platos, la mayoría de origen mallorquín. En esta ocasión nos gustaría hablar de uno muy rico, el pamboli, en el que nuestros cocineros están especializados. Si no sabes qué es, no te quedes con la duda, nosotros te lo contamos:

    En el restaurante tradicional en Valldemossa, el pamboli es un pan con aceite muy especial. Aunque seguro que lo primero que te viene a la cabeza es el pa amb tomàquet, esta receta se diferencia de la catalana por el tipo de pan utilizado y la cantidad de tomate empleado. La preparación es fácil, el misterio está en sus sabrosos elementos...

    - Nuestras rebanadas son de pan de payés, variedad de gran calidad, que pueden servirse algo tostadas y con un poco de ajo restregado.

    - En Restaurante Ca'n Pedro siempre empleamos el rico aceite de oliva de la isla, sobre el pan.

    - Tomate de ramillete, también restregado sobre el pan. Es una variedad exclusiva de la isla de Mallorca, de menor tamaño que el tomate convencional, con un gusto sutilmente más salado y amargo que el tomate que se vende habitualmente en Europa, y de piel mucho más dura, elemento que consigue su buena conservación, bastante más larga que la del resto de tomates existentes, pudiendo no perecer incluso en medio año.

    Si quieres combinar el pamboli con embutidos o carnes, sobre todo con el lomo, no dudes en solicitarlo a nuestros camareros. La fusión de sabores es deliciosa.

  • El tumbet mallorquín
    El tumbet mallorquín

    El tumbet mallorquín

    Una de las sugerencias del chef del restaurante tradicional en Valldemossa y por tanto una de nuestras especialidades, como no podía ser de otra forma, es el tumbet o tombet mallorquín, un plato típico de Mallorca que tiene como diferentes hortalizas y verduras, principalmente berenjenas, patatas, pimientos rojos y tomates.

    Se trata de un plato muy similar a la samfaina catalana o de la ratatouille occitana, por lo que hay quienes influenciados por estos platos añade calabacín, pero este último no se encuentra en la receta tradicional, aunque tampoco pasaría nada por incluirlo, claro está. En el Restaurante Ca'n Pedro se come principalmente en los meses de verano, debido a que es en esta época cuando los productos de la huerta mediterránea tienen una mejor calidad.

    Su elaboración es muy sencilla y se comienza por freír todos los productos cortados en ronchas o láminas por separado, a excepción del tomate, que junto a unos ajos y aceite de oliva se utiliza para hacer una salsa espesa o un sofrito. Cuando las verduras están casi hechas, se colocan formando capas en una “greixonera”, una fuente de barro de tamaño medio, acabando siempre con la capa de sofrito de tomate.

    Puede formar parte de una dieta vegetariana en el restaurante tradicional en Valldemossa sirviendo como un entrante individual o incluso para compartir, o bien acompañando a platos más consistentes como pueden ser lomos de cerdo o pescados, por poner dos ejemplos. Y a gusto del consumidor también se puede optar por darle un último toque de horneado o servirlo tal cual, en cuyo caso habrá que controlar que las verduras estén en su punto.





  • La cocina típica del norte de Mallorca
    La cocina típica del norte de Mallorca

    La cocina típica del norte de Mallorca

    Ir a un restaurante tradicional en Valdemossa (Mallorca) es la mejor manera de conocer en profundidad la gastronomía típica de la zona norte de la isla, correspondiente con la sierra de Tramontana. Al tener una sierra muy elevada y unos fondos marinos especialmente ricos y con un turismo muy inferior al de la zona sur, la cocina de esta zona se caracteriza por platos de mar y montaña, solos o en combinación, y en la aparición de guisos y platos con una mayor elaboración que en el resto de la isla.

    Por supuesto, en un restaurante tradicional en Valdemossa  podremos tomar la sobrasada con miel, uno de los emblemas de toda la isla y el alioli, que es habitual que te pongan con pan y picos simplemente para acompañar, pero también encontraremos platos más típicos de interior como el conejo con cebolla o asados de cordero y chuletas de cordero. Y es que en la zona de la sierra la carne de cordero y conejo es bastante habitual, siendo una de las grandes claves de la gastronomía.

    Por supuesto, también los productos del mar tienen su propio protagonismo, siendo especialmente famosas las gambas de la vecina localidad de Soller, que se toman solas o al ajillo así como en ensaladas y revueltos. También la sobrasada se toma en revueltos y los pescados protagonizan sopas o se toman a la parrilla.

    Si quieres disfrutar de los platos más típicos de la gastronomía de la Sierra de Tramontana en el Restaurante Ca'n Pedro podrás hacerlo y degustar el sabor de este rincón del Mediterráneo. 

  • ¿Conoces los beneficios del vino blanco?
    ¿Conoces los beneficios del vino blanco?

    ¿Conoces los beneficios del vino blanco?

    Como restaurante tradicional en Valldemossa con gran prestigio, queremos aprovechar este post para destacar las propiedades del vino blanco. Aunque el tinto tiene más popularidad, el blanco, poco a poco, va ganando terreno y consiguiendo más adeptos.

    Tanto los vinos tintos como los blancos pueden tener efectos antioxidantes. Dichas propiedades se encuentran en el jugo de uva. Aunque normalmente el vino tinto tiene niveles más elevados de antioxidantes, los efectos del vino blanco son bastante parecidos.

    Como decíamos en el párrafo anterior, las propiedades antioxidantes están presentes en ambos tipos de vinos. Gracias a esta característica, se pueden prevenir algunas enfermedades, especialmente las de tipo pulmonar y algunos cánceres como el de mama. Siempre, eso sí, que el consumo sea moderado.

    Como restaurante tradicional en Valldemossa de referencia, queremos informarte de que el vino blanco, como tiene una concentración química más baja, puede ayudarte a reducir las náuseas, el malestar y la irritabilidad asociados a la resaca. Si vas a beber, te aconsejamos elegir bebidas claras.

    En cuanto al contenido nutricional, hay que señalar que el vino blanco es rico en fósforo, potasio y flúor. Por otro lado, es una de las bebidas alcohólicas con menos calorías. Una copa posee alrededor de unas 100 calorías. Debes tener en cuenta, eso sí, que los dulces son más calóricos que los secos.

    Desde Restaurante Ca’n Pedro, te animamos a venir a probar las especialidades de nuestra casa y a acompañarlas con algunos de los vinos de nuestra carta. Si quieres hacer tu reserva, no te lo pienses más y llama ahora. Te esperamos.

  • Receta de ensaimada casera
    Receta de ensaimada casera

    Receta de ensaimada casera

    Si hay algún dulce que se relaciona con Mallorca es la ensaimada. Desde nuestro restaurante tradicional en Valdemossa, te contamos cómo preparar una ensaimada casera.

    Ingredientes para 6 ensaimadas pequeñas:

    500 gramos de harina

    175 gramos de azúcar lanco

    125 gramos de manteca de cerdo

    2 huevos

    10 gramos de levadura fresca de panadería

    100 ml de agua tibia

    4 gramos de sal

    Azúcar glacé para decorar

    Para comenzar, pon en un recipiente los huevos con el azúcar blanco, la mitad de la harina y la pizca de sal. Deshaz la levadura en el agua tibia y remuévelo bien, incorpóralo a la mezcla anterior. A continuación añade el resto de la harina poco a poco y una cucharada de manteca. Es necesario que trabajes muy bien la masa hasta que esté fina y elástica. Puedes darte en las manos aceite de oliva para facilitar este trabajo. Viértela en un cuenco y deja que repose entre 8 y 12 horas para que adquiera la textura y el sabor característico, como todos los platos que te ofrecemos en nuestro restaurante tradicional en Valdemossa.

    Una vez haya reposado la masa, córtala según el tamaño que quieras darle a las ensaimadas. Sobre una superficie engrasada, estira cada porción de masa con un rodillo, dándole forma rectangular y fina. Reparte sobre ellas el resto de manteca de cerdo y enróllalas sobre sí mismas dándoles la forma de espiral. Coloca las ensaimadas sobre una de las bandejas del horno, previamente cubierta con papel de hornear. Mételas en el horno apagado hasta que doblen su volumen. Cuando haya subido la masa, pon el horno a una temperatura de 160 grados. Cuando veas que tienen un color dorado ya las puedes sacar.

    En Restaurante Ca’n Pedro puedes disfrutar de nuestros postres caseros, típicos de la cocina mallorquina.

  • 50 años perfeccionando nuestras recetas
    50 años perfeccionando nuestras recetas

    50 años perfeccionando nuestras recetas

    El amor que sentía por la cocina nuestra familia cuando abrió este restaurante tradicional en Valldemossa hace medio siglo, no ha cambiado en todo este tiempo. Nosotros seguimos teniendo la misma ilusión por dar de comer a nuestros clientes que el primer día, pero ahora tenemos más experiencia para hacerlo todavía mejor.

    A cocinar se aprende cocinando. No hay duda de que la experiencia es un grado muy importante a la hora de realizar las mejores recetas de cocina tradicional. Cada vez que cocinas un plato aprendes algo nuevo, ajustas las medidas y los tiempos hasta que al final lo cocinas de la manera que el alimento lo requiere. Nosotros trabajamos con el mejor género y le ponemos el máximo mimo a cada plato que cocinamos. Este proceso lo aprecian nuestros clientes, porque sólo así se entiende que llevemos abiertos desde 1967 y que nuestra comida tenga cada vez más éxito.

    Tras 50 años a los mandos de nuestros fogones, nuestro siguiente objetivo es el de estar otro medio siglo dando de comer a nuestros comensales. Queremos seguir mejorando porque nuestra pasión es la gastronomía y por eso nuestra familia decidió montar este restaurante tradicional en Valldemossa.

    Si vienes a visitarnos podrás disfrutar de las mejores recetas de la gastronomía propia de Mallorca. Platos sanos y sabrosos cocinados con los mejores ingredientes de temporada. Además en nuestro restaurante elaboramos nuestros propios postres y tenemos una extensa carta de vinos para que tú elijas con que quieres acompañar nuestra comida. Ven al Restaurante Ca'n Pedro y disfruta de 50 años de cocina en cada bocado.
      

  • Cinco beneficios de la dieta mediterránea
    Cinco beneficios de la dieta mediterránea

    Cinco beneficios de la dieta mediterránea

    Acudir a un restaurante tradicional en Valldemossa nos garantiza disfrutar de la auténtica cocina mediterránea con productos de temporada y alimentos del entorno.

    La dieta mediterránea, si bien siempre acompañada con un estilo de vida saludable y el ejercicio físico, se resume como una alimentación sana y equilibrada. Es una dieta rica en fibras y pobre en grasas saturadas, con un alto consumo de cereales, verduras, frutas, legumbres y hortalizas, donde los ácidos grasos los aportan fundamentalmente el aceite de oliva y el pescado.

    Tal como nos recuerdan nuestros amigos del Restaurante Ca’n Pedro, los beneficios de seguir la dieta mediterránea son reconocidos por científicos de todo el mundo. Entre dichas ventajas podemos destacar las siguientes:

    La fibra que contienen los cereales, las frutas y las verduras favorecen el tránsito intestinal y contribuyen al equilibrio del perfil calórico de la dieta.

    Por otro lado, las vitaminas, minerales y antioxidantes que contienen los menús de cocina mediterránea como los de todo restaurante tradicional en Valldemossa, disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

    Los frutos secos, el aceite de oliva y el pescado azul reducen el nivel de colesterol y este tipo de cocina, más allá de los beneficios directos en nuestro organismo, contribuye también al cuidado del medio ambiente al basarse en productos de temporada y alimentos del entorno.

    Por último, seguir esta dieta contribuye a prevenir las enfermedades degenerativas y aumenta nuestra calidad de vida gracias al aporte natural de sus nutrientes.

    Por todo lo anterior, la Organización Mundial de la Salud recomienda seguir este tipo de alimentación y estilo de vida, algo que además ha sido declarado en el año 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

  • Postres típicos de Mallorca
    Postres típicos de Mallorca

    Postres típicos de Mallorca

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa somos conscientes de que no solo los mariscos o la sobrasada marcan la diferencia de nuestra isla, si no que también lo hacemos con lo más dulce, la repostería artesanal. A continuación hacemos un rico listado de los dulces más representativos de la tierra:

    - Ensaimada: Conocido en la isla y fuera de ella. Se trata de una pasta circular cocida con sebo y azúcar glas.

    - Cocas. La coca de Mallorca es una coca parecida a la de Cataluña pero con varias hortalizas. Es tan buena que desde hace mucho tiempo a emigrado a Valencia y al Ponent catalán. En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa conocemos toda la variedad de cocas que se hacen en la isla, como la de sebo, hecha a base de masa de ensaimada, o la de pimientos asados.

    - Robuols. También llamado rubiols o roviols, son un postre popular durante la Navidad y la Semana Santa de Mallorca. Es una media luna cocinada con mantequilla, harina,  aceite de oliva, vino blanco, azúcar, solo yemas de huevo, agua, cabello de ángel, azúcar glass y mermelada de membrillo.

    - Rosario azucarado. También en Semana Santa. Se trata de una original ristra de típicos dulces que se regala a los niños en Pascua.

    - Galletas de Inca, galletas al gusto de cada uno. Es un tipo de galletas de pan que pueden rellenarse de lo que desees.  

    En Restaurante Ca'n Pedro te esperan estos y otros postres que te endulzarán la semana. ¡Ven a probarlos!

  • La gamba roja del Mediterráneo, todo un manjar
    La gamba roja del Mediterráneo, todo un manjar

    La gamba roja del Mediterráneo, todo un manjar

    ¿Estás buscando un restaurante tradicional en Valldemossa? Si es así, no dudes en llamarnos para reservar una mesa y disfrutar cuanto antes de algunas de las mejores especialidades de la gastronomía balear.

    En Mallorca y en todo Baleares, podemos presumir de contar con productos de gran calidad. La materia prima es excelente. Tal es el caso de la gamba roja ibicenca, un marisco con un sabor exquisito.

    La gamba roja es pescada en el canal de Ibiza, ubicado entre Denia y la costa oeste de dicha isla, así como en ciertas zonas de Formentera. Este marisco come algas y vive alejado de los predadores en zonas con poca luz.

    Como restaurante tradicional en Valldemossa, te aseguramos que esta gamba es la misma que la de Denia, pues ambas son capturadas en idénticos lugares. Se distingue de la blanca común por su pigmentación rojiza y su cabeza de mayor tamaño. No hay ninguna época que sea mejor para pescar este marisco, aunque hay que tener en cuenta que son más caras cuando desaparecen durante algunas temporadas.

    Esta gamba roja del Mediterráneo se puede disfrutar de muchas formas, siempre está exquisita. ¿Qué tal si la tomas a la plancha con un poco de sal gorda? Así de fácil y sencillo. De esta manera, podrás apreciar todo su sabor.

    En el Restaurante Ca’n Pedro, te proponemos una cocina tradicional elaborada con las mejores materias primas de nuestro territorio. Si quieres darte un homenaje junto con tus amigos y familiares, no tardes en ponerte en contacto con nosotros y hacer una reserva. Te estamos esperando.

  • La sobrasada mallorquina
    La sobrasada mallorquina

    La sobrasada mallorquina

    Los amantes de la buena mesa disfrutan con las diferentes tradiciones gastronómicas de nuestro país. Para hacerlo, nada mejor que un restaurante tradicional y en Valldemossa puedes acercarte al nuestro. Nuestra carta refleja los platos típicos de la tierra, que son elaborados con ingredientes de la mayor calidad. De uno de esos ingredientes, la sobrasada, te vamos a hablar hoy en esta nueva entrada de nuestro blog.

    Los ingredientes de este embutido tan típico son la carne cerdo, magro y tocino. A ello hay que añadir un poco de pimentón, sal y pimienta. Pero las cantidades no son al azar. La Indicación Geográfica Protegida (IGP) establece unas proporciones claras de cada uno.

    De este modo, según la IGP debe tener entre un 30 y un 60% de carne magra de cerdo. El tocino debe estar entre el 40 y el 70%, el pimentón entre un 4 y un 7%, la sal entre el 1’8 y el 2’8%.

    Eso sí, está prohibido el uso de colorantes. Aunque las tripas pueden ser naturales o de fibra de colágeno (este último tipo se usa en las piezas de menos de medio kilo de peso).

    De los diferentes tipos de sobrasada que puedes disfrutar en nuestra tierra te hablaremos en nuevas entradas de nuestro blog.

    Si quieres disfrutar de una buena sobrasada o quieres probar algunas de las sopas típicas mallorquinas te aconsejamos que hagas tu reserva en nuestro restaurante tradicional de Valldemolssa.

    En el Restaurante Ca’n Pedro vas a encontrar siempre un ambiente agradable, un servicio eficaz y atento y la mejor relación calidad precio.

  • Prueba las sopas mallorquinas
    Prueba las sopas mallorquinas

    Prueba las sopas mallorquinas

    Las sopas mallorquinas o también denominadas sopas secas son uno de las grandes platos que podrás probar si vienes al restaurante tradicional de Valldemossa. Se trata de una especie de menestra hecha con caldo de verdura y rebanadas finas de pan moreno seco que, a pesar de su nombre, no se come con cuchara, ya que las buenas sopas mallorquinas se presentan en la mesa con el caldo absorbido por las rebanadas de pan.

    El origen de este plato que puedes encontrar en el Restaurante Ca'n Pedro es, como suele ser habitual, totalmente popular. Este plato diferente y especial se hacía en los pueblos de la isla desde invierno a primavera y lo que le hacía único en cada casa es que se echaba a la cazuela todo lo que se recolectaba de la huerta. Así, había inevitables variaciones de unos meses a otros y, por supuesto, de unas casas a otras, que podían tener guisantes, pero no alcachofas, o judías verdes, pero no coliflor.

    Hasta nuestros días han llegado variantes de muchas sopas mallorquinas. Pero la más aceptada y la que hacemos en el restaurante tradicional de Valldemossa es las que tiene un pequeño aporte cárnico del cerdo y del pimentón, lo que garantiza una untuosidad muy especial en la textura final del bocado de la rebanada de pan y toda su verdura.

    Además, es un plato saludable por su alto contenido en vitaminas y nutrientes que le aportan las múltiples verduras que lo componen. Desde cebolleta, puerro, tomate, col, hasta coliflor, alcachofas, guisantes, espinacas y judías verdes, que se suman a las rebanadas de pan, un trozo de panceta y el ingrediente clave de la isla: el butifarró.





  • Viajar hasta Mallorca... en invierno
    Viajar hasta Mallorca... en invierno

    Viajar hasta Mallorca... en invierno

    En nuestro restaurante tradicional en Valldemossa, llevamos casi cincuenta veranos abiertos y.... también cincuenta inviernos. Y es que mucha gente piensa que Mallorca es Mallorca sólo en verano, y no son conscientes de las muchas maravillas que esta isla ofrece en invierno.

    Aunque la famosa escritora George Sand escribiera en su libro “un invierno en Mallorca” que hacía más frío que en París, lo cierto es que el clima invernal en la isla es benigno y agradable. Además, al reducirse notablemente el número de turistas, la isla se muestra tal y como es y todas las terrazas, restaurantes y comercios siempre tienen sitio, algo que resulta resulta difícil en temporada alta.

    La ciudad de Palma, que por cierto, está a tan solo 17 kilómetros de nuestro restaurante tradicional en Valldemossa, es una ciudad hermosa e histórica. Por ella podremos pasear, callejear y visitar los monumentos sin sufrir el calor excesivo de la época estival. Si es nuestra primera visita a Mallorca, no debemos dejar de visitar  el Palacio Real, la Catedral, la Plaza Mayor o el Castell de Bellver.

    Si lo que nos gusta es el turismo rural y el senderismo, también el invierno es una época fantástica para esto. Mallorca tiene cientos de rutas con distintos niveles de dificultad como son  la subida de Randa hasta el Monasterio de Cura o el Torrente de Pareis. Sea cual sea nuestra opción, el pueblo de Valldemossa es visita obligada y ahí está Restaurante Ca´n Pedro, sirviendo la mejor comida tradicional y de temporada.


  • Un día en Valldemossa
    Un día en Valldemossa

    Un día en Valldemossa

    Desde nuestro restaurante tradicional en Valldemossa recomendamos a nuestros clientes que aprovechen la visita a este municipio para sacar el máximo partido a todos sus encantos, tanto de su arquitectura típica como del entorno natural que le rodea.


    Valldemossa, en donde se encuentra el Restaurante Ca'n Pedro, está situado a 17 kilómetros de Palma de Mallorca, a 435 metros sobre el nivel del mar. Forma parte de la sierra de Tramuntana, cadena montañosa que se extiende 80 km a lo largo de toda la costa septentrional de la isla.


    Nada más llegar, podemos dar un paseo por su casco histórico, a través de las calles estrechas y empinadas. A lo largo de este paseo, aprovecharemos para visitar la atracción principal de Valldemossa, esta es, el monasterio de la Cartuja. Otro lugar de visita es la Ermita, situada entre la mar y la montaña e integrada en un paraje de incomparable belleza desde el cual se descubre un excepcional paisaje. 


    Después de este bonito paseo, puede ser una buena oportunidad para degustar los mejores platos de la gastronomía en nuestro restaurante tradicional en Valldemossa, donde descansar de la caminata mientras reponemos energías para la segunda parte de la jornada.


    Una vez deleitados con nuestra cocina, y de disfrutar de una breve sobremesa, puede ser una buena oportunidad para hacer una ruta por alguno de los entornos naturales que rodean nuestra localidad, como por ejemplo el Camí de S´Arxiduc o Camino del Archiduque, sendero que recorre espectaculares parajes en los que admirar los acantilados entorno a Deià y las cumbres de la Sierra de la Tramuntana.


    Terminada nuestra excursión por Valldemossa, podemos regresar a nuestros alojamientos a descansar, no sin antes pensar en la fecha de nuestra próxima visita.

  • Un breve recorrido por la gastronomía mallorquina
    Un breve recorrido por la gastronomía mallorquina

    Un breve recorrido por la gastronomía mallorquina

    En todas aquellas zonas que han visto multitud de diferentes culturas y tradiciones pasar por sus tierras, la gastronomía termina resultando una mezcolanza de todas las similitudes y diferencias, y la cocina mallorquina de cualquier restaurante tradicional de Valldemossa no es una excepción.

    Como sucede en casi todas las culturas en cuyo entorno el mar es el elemento predominante, en Mallorca prevalecen los pescados y mariscos como fuente más abundante de alimento. Resulta corriente observar la gran variedad de marisquerías que encontramos durante un paseo por la isla, que ofrecen al viajero y al lugareño viandas recién cocinadas, capturadas apenas unas horas antes a escasos metros del establecimiento. Esto asegura un altísimo nivel de calidad y unos sabores incomparables.

    Si buscamos algo más elaborado, deberíamos dejarnos convencer por algún restaurante tradicional de Valldemossa, donde la extensa carta de pescados, carnes, arroces y verduras harán las delicias de los más exigentes. Algunos ejemplos que siempre recomendamos a quien prueba por primera vez la cocina de Mallorca son la coca de verdura, el frit mallorquí, la sobrasada, o la sepia en cualquiera de sus diferentes presentaciones.

    Para terminar una comida, nuestra recomendación es elegir un postre que acompañe a la cocina típica que estamos disfrutando, y nada mejor como los bunyols, la greixonera o un puñado de panellets de las distintas variedades que podemos encontrar en lugares como el Restaurante Ca'n Pedro, sin olvidarnos de acompañar todas estas maravillas de la cocina con un vino como es el Vi de la terra Illes Balears, cuyas uvas, tanto tintas como blancas, son cultivadas, recogidas y procesadas en las mismas islas que le dan nombre al vino. 

  • Un producto muy nuestro y muy nutritivo
    Un producto muy nuestro y muy nutritivo

    Un producto muy nuestro y muy nutritivo

    En nuestro restaurante tradicional de Valldemossa empleamos en todos nuestros platos productos de la mejor calidad, frescos y de temporada. Y si hay alguno que no puede faltar es la sobrasada, un alimento con Indicación Geográfica Protegida elaborado con escogidas carnes de cerdo negro autóctono de Mallorca, y de cuya calidad vela un consejo regulador que autoriza, registra e inspecciona las explotaciones ganaderas, así como su proceso de elaboración.

    Además de ser un producto de un excelente sabor, en nuestro restaurante tradicional de Valldemossa sabemos que la sobrasada tiene unas propiedades nutricionales y energéticas excepcionales. La raza de cerdo mallorquín tiene un contenido mayor de ácidos grasos monoinsaturados que otras especies animales. Está más que demostrado por por parte la comunidad científica internacional que estos aminoácidos tienen múltiples beneficios para la salud.

    Otro de los ingredientes básicos de la sobrasada es el pimentón. Este alimento destaca por sus propiedades antioxidantes debido a su contenido en carotenos y chantofilas y por su elevada concentración de vitamina C. La sobrasada es apta para todo tipo de personas, especialmente indicada para el crecimiento de niños y jóvenes, y muy recomendable para deportistas o personas activas.

    La sobrasada de Mallorca es un alimento que admite muchas presentaciones: longaniza, rizada y semirizada, culana, bufeta, poltrú, bisbe, tarrinas, loncheado… y que en las Islas Baleares se emplea en números platos, tanto tradicionales como de cocina creativa y de autor. Si te gusta la sobrasada y vienes a Ca’n Pedro no puedes dejar de probar una de nuestras sugerencias estrella: el montadito de sobrasada con miel. 

  • Tres platos típicos mallorquines
    Tres platos típicos mallorquines

    Tres platos típicos mallorquines

    En nuestro restaurante tradicional de Valldemossa puedes disfrutar de deliciosos platos y especialidades que preparamos con materias primas de primera calidad y con el mayor de los esmeros. Somos un restaurante de cocina tipo mallorquín casera pero, ¿conoces cuáles son los platos típicos mallorquines? Desde aquí vamos a ayudarte a descubrir tres de ellos.

    Empezamos hablándote del Tumbet. Es un exquisito plato vegetariano típico de la isla de Mallorca que usa ingredientes de la tierra: berenjenas, patatas y pimientos, además de tomates maduros para la elaboración de la salsa. Se fríe cada ingrediente por separado y, finalmente, se junta todo en una cazuela de barro;

    En segundo lugar, el frito mallorquín se elabora a base de fritura de cebolla, pimiento, patatas y asadura variada de carne de cordero. El cordero puede ser sustituido por carne de cerdo. Es muy común la variante de frito marinero en el que se sustituye la carne por pescado y marisco.

    Por último, el arroz Brut es uno receta a base de arroz caldoso cocinado en una cazuela de barro junto con carne, verduras, setas, embutidos caseros, como sobrasada y botifarrón, y una gran cantidad de especias. Las verduras y las setas son de temporada y la carne también varía, pudiendo ser pollo, cerdo o caza. Se sirve muy caliente en "greixoneres" o cazuelas grandes de barro en el centro de la mesa para que repitas cuantas veces quieras.

    Si se te ha abierto el apetito con estas delicias, no dejes de visitar nuestro restaurante tradicional en Valldemossa para descubrir los fantásticos sabores de la tierra. Te esperamos en Restaurante Ca'n Pedro.